Todos nos hemos preguntado más de una vez esta cuestión, ya que aparentemente las letras no guardan relación u orden entre sí. Aún así vamos a exponer las dos teorías:

Teoría A>>

El origen de las letras de la pista de doma, su colocación y distancias simétricas se remonta a mediados del siglo XVIII, cuando nació el primer recorrido con ejercicios obligatorios a realizar a caballo, es decir la primera reprise, en la escuela militar Alemana, y para llevarla a cabo y poder valorar y comparar la diferencia de calidad de los ejercicios entre los diferentes caballos, era necesario la colocación de unas marcas que indicaran en que punto debía realizarse cada ejecución, de tal forma que todos ejercitaran su recorrido de la forma más parecida posible.

Además, este recorrido comprendía un buen número de movimientos diferentes, con lo que era necesario que estas marcas informaran de algo más que el simple punto de ejecución.

Por este motivo, las marcas se convirtieron en letras, que eran las iniciales de cada movimiento que debía hacerse en ese punto, iniciales de las palabras que definen tales movimientos, expresadas en alemán.

Teoría B>>

Las letras proceden de las señales que habían en el patio de cuadras del Palacio Imperial Alemán, que era tan grande que servía como pista de entrenamiento. Es de suponer que dichas cuadras pertenecerían a la Corte Prusiana, puesto que antes de la unificación de Alemania (siglo XIX) por parte de Bismark, no existía como una sola nación, sino como un grupo de reinos, principados, palatinados, etc., más o menos aislados, y de habla alemana. 

Alrededor del patio de cuadras del Palacio había señales donde los mozos esperaban con los caballos de los individuos del séquito imperial, antes de salir al Gran Paseo Imperial.

Hay diferentes conjeturas, pero creo que la más coherente se basa en el hecho de tener unas referencias donde ejecutar las figuras propias del picadero. 

El jinete solía ampararse de un ayudante denominado picador, aparecía por detrás con una vara afilada para picar al caballo y empujarlo, de aquí seguramente procederá la alusión a la pista cubierta y por extensión al club hípico; picadero.

Había una necesidad de tener una zona delimitada donde poder trabajar a la vez que había que encontrar el ordenamiento lógico a las figuras a desarrollar y el entrenamiento. De que en la pista hubiera un sistema de ejecución lógico, para ello, nada mejor que colocar grabados representando la figura allí donde se quisiera desarrollar. De la misma manera, la pista se fue acotando hasta disponer de unas medidas que en la actualidad están oficializadas en 20x60 m. para caballos y 20x40m. en el caso de los ponis.

El centro de la pista es designado por la X, que realmente no corresponde a la inicial de una palabra, sino más bien a la representación gráfica y mental de la confluencia de las dos diagonales posibles.

Del francés se toma prestada la palabra “volte” o vuelta como denominamos a los círculos pequeños (10 metros, o menos), para colocar la “V” en la pista.

Schulterherein, en alemán significa literalmente, espalda adentro, tomando prestada la letra “S”.

La “H” procede de “hilfe”, traducido por ayuda aunque aquí se refiere a la figura del apoyo.

Mitteltrab, significa medio trote, e indica la diagonal alargando el aire al llegar a “M”.

El lugar para el paso atrás se reservó a “R”, de rückwaertsrichten, que se podría traducir en algo aproximado a “de espaldas al juez”.

Fliegender gallopweschel, cede la letra “F” al cambio al galope, traducido literalmente como “vuelo al galope”.

El lugar para la media pirueta directa al paso se encontraría en K, de kuzhkehrt. 

                                              

Esperamos que os haya gustado, si tenéis alguna duda ¡Preguntad! os ayudaremos y contestaremos en el menor tiempo posible. Hasta la próxima familia, #TuFelicidadEsLaNuestra